27 mar. 2011

Refugio de Juanar - Recorrido Circular

Hoy propongo una ruta a pie muy interesante, en la cual encontramos un poco de todo. Es un recorrido circular de 6 kilómetros , bastante asequible para todas las piernas (entrenadas o no). Discurre por los parajes cercanos al refugio de Juanar, en Ojén. A él se accede desde la carretera que va desde Coín a Marbella. Y si os parece, hoy no lo voy a escribir yo, puesto que sólo he estado una vez allí y no conozco muy bien la zona. Me vais a permitir que copie, con todo lujo de detalles, la descripción que se hace de esta ruta en el libro Sierra de las Nieves: guía del excursionista, de Rafael Flores y Andrés Rodríguez; seguramente, al menos para mí, el mejor libro y el más completo que existe sobre la Sierra de las Nieves.

Además, vamos a aprovechar todos, ahora que ha llegado la primavera, las bonitas descripciones que se hacen en la ruta sobre diferentes tipos de plantas y flores. Yo, aporto mi granito de arena ilustrando con fotos la transcripción. Que disfruten! Ah, por cierto, aquí podéis adquirir el libro, os lo recomiendo:

Sierra de las Nieves: guía del excursionista

Comenzamos a caminar retrocediendo por la carretera de acceso al hotel de El Juanar. En primavera, los mágenes de la carretera se pueblan de miles de flores, destacando una orquídea blanca conocida como Cephalanthera longifolia. Sobre los castaños se aposentan multitud de pequeños pajarillos que llenan de trinos y melodías cada rincón de la Sierra.


Cephalanthera longifolia

Proseguimos la bajada, ahora con el cortejo de cornicabras; ya al fondo, sobre la ladera izquierda de la montaña, se dibuja el sendero a tomar; dejamos el camino asfaltado y nos incorporamos al sendero de José Lima. Un panel indica que este recorrido nos lleva al paraje del Pozuelo. En su inicio, la senda se adentra en la sierra, en leve pero constante subida. Cruzamos uno de los numerosos barrancos que caen de las alturas; estos arroyos suelen estar secos; la naturaleza del terreno hace que las aguas se filtren; sin embargo, la humedad es evidente y constatable con la presencia de numerosas plantas, entre ellas la alcaravea, el enebro, los iris en primavera y otras plantas mediterráneas.


Iris



Ahora el sendero se endurece y avanza por la margen izquierda de otro barranco. Al fondo se contornean, esbeltos, algunos pinsapos. También es destacable la presencia del cerastio de Boissier, con bellas flores de color blanco. Culminamos en un páramo de altura. Pronto llegamos a la fuente del Pozuelo, con un pilar de varios metros de longitud. Es el momento de tomar un respiro y de llenar de agua fresca nuestras cantimploras.




Cerastio de Boissier

Pico Torrecilla al fondo

Continuamos por el pinar; también las encinas hacen acto de presencia, llegados al punto más alto del sendero...Comenzamos a bordear el cerro del Gurupalo; en sus laderas, y atravesado por el sendero, crece otro pequeño bosquete de pinsapos. A cada paso, la frondosidad vegetal va dando paso a un terreno más árido y arenoso. Ahora, en nuestro horizonte, se alza el cerro de la Fulaneja, separado de nuestro camino por un profundo barranco.

 Cerro de la Funaleja                      

Accedemos a un marcado carril y lo tomamos a nuestra izquierda. Pronto, y bajo nosotros, aparecerá el hotel de El Juanar y, detrás, el bello cerro Nicolás. La bajada es decidida, en poco tiempo nos adentra en un bosquete de castaños que da paso a las instalaciones del hotel. Fin de la ruta.





Recomendaciones: interesante recorrido entre las sierras Blanca y Canucha. El sendero está perfectamente marcado. Es posible ver cabras monteses. No hacer ruido y no molestar a la fauna; tampoco debemos arrancar flores. Mucho cuidado con hacer fuego o tirar colillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario