18 abr. 2011

Animal Trail 2011 - Crónica 56 kilómetros

Este fin de semana ha tenido lugar la segunda edición de la carrera Animal Trail en El Burgo y, tal y como el año pasado, ha estado genial. Finalmente volví a apuntarme a la carrera de 50 kilómetros de entre todas las posibilidades que había para elegir, aunque me encontraba en peor forma física. También tuve especial cuidado con mi tobillo izquierdo, con un esguince de meses atrás que aún colea.

Salí con Antonio Manuel de Yunquera con el día muy nublado, y eso que los días anteriores estuvieron totalmente despejados. Bajando el puerto de las Abejas empezó a chispear...Durante el calentamiento, todos mirábamos el cielo con expectación porque seguía chispeando incluso con más fuerza. Al parecer, una espesa niebla cubre toda la cima de sierra Cabrilla y los organizadores han decidido cancelar la subida por allí para que realicemos un recorrido alternativo. A cambio, nos prometen unos 5-6 kilómetros extra para compensar el desnivel perdido, osea, que la carrera se queda en 56 kilómetros más o menos. Casi ná....


Yunquera Power!

 Corredores de la Sierra de las Nieves


Son las 9:15 cuando tomamos la salida con ganas e ilusión. Desde el primer momento, los hermanos Mudarra se desmarcan del grupo, vaya cracks!!! Nada más comenzar, hay que subir al puerto de los Lobos, una cuesta por carril con tramos bastante duros que ya realizan una primera selección. Los corredores se van adaptando cada uno a su ritmo para entrar en la vereda que lleva al puerto de la mujer. Sobra decir que Antonio Manuel ya me había dejado atrás...jajaja

Códez, otro tolito, subiendo al Puerto de los Lobos

   Por la vereda hacia el puerto de la mujer

En el puerto de la Mujer se encuentra el primer avituallamiento, un buchito de agua, y a seguir. Cinco kilómetros de carril, primero bajando y luego subiendo, nos llevan al segundo puesto de avituallamiento situado en el área recreativa de los Sauces. Es tiempo para dosificar; la carrera es muy larga y sólo llevamos una pequeña parte. Aunque las piernas "quieran tirar más rápido", hay que pensar con la cabeza y guardar fuerzas.
Vista de la subida a los Sauces

En los Sauces, un grupo de scouts se queda "flipao" al ver correr a más de cien locos por el monte. Nosotros, nos encaminamos a la vereda que sube al cerro de la Cruz. De nuevo una subida dura para hacer andando. Tras coronar nos dirigimos hacia el carril de la cueva del Agua, por una bonita vereda que siempre pica para arriba. Al llegar al carril nos encontramos con un nuevo avituallamiento de agua, proporcionado por los compañeros de Yunquera de protección civil.
Protección civil de Yunquera al pie del cañón

La bajada por el carril hasta el cortafuegos de la cuesta de Málaga es bonita y fácil. Es un buen momento para relajarte un poco. Luego toca bajar por una vereda complicada, con mucho matorral de por medio hasta un carril que se dirige dando un rodeo hasta la Rejertilla, nuevo punto de avituallamiento. Ya llevamos unos 20 kilómetros en las piernas, como el que no quiere la cosa...

La cabeza de elefante marca el camino

Avituallamiento de la Rejertilla, qué buena está la sandía!

Más y más yunqueranos nos brindan su apoyo a Antonio Manuel y a mí: los compañeros de protección civil, Félix y Curro, Manolo y el Charro, José Juan y su hijo...muchas gracias a todos por vuestros ánimos!
Con José Juan y su hijo
Ya queda poco para llegar al término de los primeros 25 kilómetros: llegar hasta la Fuensanta, volver a subir hasta el puerto de los Lobos, para regresar a El Burgo por el mismo carril. Personalmente, me encontré muy bien durante esta primera parte y, volví a "clavar" el tiempo de la pasada edición: 2 horas y 53 minutos. La gente animaba mucho por lo que pasabas el pueblo en volandas, dirigiéndote al segundo bucle por la carretera de Ardales.

Subida al puerto de los Lobos

El día se iba despejando poco a poco

Mi paso por los primeros 25 kilómetros

Como dije al principio de la crónica, se había modificado el recorrido del segundo bucle. Eran unos 5-6 kilómetros más de recorrido pero, a cambio, no se subía hasta arriba del todo de sierra Cabrilla. Se trataba de realizar la subida hasta el puerto de Casarabonela por el mismo sitio por donde luego bajaríamos. Ya dejando la carretera de Ardales, me encontré con los primeros clasificados de la carrera de "La Bestia", con algunos amigos entre ellos como Omar, José María Pikilo o Gabriel.

El primer clasificado de La Bestia, camino hacia El Burgo

Sierra Cabrilla, otro día será...

Omar bajando desde el Chorrito hacia el pueblo
 La subida hasta el cortijo del Chorrito no es fácil. Son unos 4'5 kilómetros con tramos de fuerte pendiente. Además, las piernas ya no están tan frescas como al principio. Tras hincharme de carne de membrillo continué subiendo hasta el collado del cerro Molototo y ahí comenzaron mis problemas. La falta de entrenamiento empezaba a notarse y aunque hice bien la subida andando, en cuanto me puse a correr los calambres en los dos gemelos eran continuos. Así fui sufriendo esperando a que se pasaran mientras me adelantaban muchos y me cruzaba con más y más corredores de la carrera y la marcha de la Bestia.



Uno de los muchos tajos que hay en las estribaciones del norte de sierra Cabrilla

 
 La sierra de Alcaparaín desde el arroyo de las Palomas
 Más mal que bien, fui llegando al avituallamiento de Espíldora. Allí me encontré con el supercrack Miguel Mudarra que ya venía de vuelta, minutos después con Ernesto Angulo y luego con Antonio Mudarra. Estos tres pedazos de corredores conformarían el podium del Animal Trail. Poco a poco, el resto de corredores iban pasando con cuentagotas.

Miguel Mudarra en el avituallamiento de Espíldora

 Ernesto Angulo, 2º Clasificado del Animal Trail       

Antonio Mudarra


 Comienzo un nuevo ascenso por una vereda que nos dirige hacia el puerto de Casarabonela. Andando no tengo problemas musculares, por lo que la subida la realizo en buenas condiciones. Las vistas desde allí son impresionantes; tanto a la sierra como al valle del río Turón. En mitad de la subida me cruzo con Antonio Manuel, que ya va para abajo corriendo como un león, pero aún tiene tiempo para que le eche una foto.


 Primera cañada que hay que remontar

Antonio Manuel, un figura

¡Allí al fondo hay que subir!
La vereda sigue remontando la montaña y todos, en algún momento, nos preguntamos hasta dónde habrá que subir. La llegada de corredores de vuelta te da una ligera idea, pero aún quedan muchos con los que no te has cruzado y te desesperas un poco. Yo creía que había subir hasta el avituallamiento situado en el puerto de Casarabonela pero...Carlos el Pistola, que allí se encuentra, me da la "buena" noticia de que aún me quedan 1`5 kilómetros para llegar a lo más alto. El Sol ha hecho acto de presencia en la carrera y empieza a calentar y ponerte rojo el cogote. El viento allá arriba también es fuerte.

Vistas de la bahía de Málaga y del valle del Guadalhorce desde el pto de Casarabonela
 

 Avituallamiento del puerto de Casarabonela

Los burgueños de protección civil dándolo todo

La bajada por la vereda tenía tramos bastante técnicos y las piernas, con más de 40 kilómetros encima, no estaban para tirar cohetes. Aunque no se me habían repetido los problemas musculares, me dolían mucho las rodillas e iba bajando con tranquilidad, disfrutando del paisaje y de la carrera. De todas formas, ya daba igual llegar media hora antes o después.




El valle del Turón

El último tramo de bajada, el más técnico
Al llegar otra vez al carril, me aparecen de nuevo los problemas musculares. De todas formas, ya queda poco y hay que aguantar como sea. Uno intenta disfrutar lo máximo de la carrera a pesar de los dolores y el cansancio. El paisaje vuelve a cambiar abajo: arroyos que cortan el carril, llanos sembrados de trigo... Así hasta volver al cortijo del Chorrito donde los compañeros de protección civil de Istán siguen dando la maravillosa carne de membrillo.

Valles y trigales nos devuelven de nuevo al punto de salida

Ya sólo quedan 4'5 kilómetros para finalizar la segunda edición del Animal Trail y casi todo es bajada. Voy trotando pero despacito, que las rodillas me están apretando...El Burgo se divisa cada vez más cerca y podemos quedarnos con bonitas estampas en nuestras retinas de la Sierra de las Nieves y del recorrido de "La Bella". 


 Recorrido de la Bella desde la Bestia

La Sierra de las Nieves, al fondo

Llego a El Burgo junto con un granaíno echando el resto. Termino la prueba en 8 horas y16 minutos, con un tiempo mayor de lo esperado pero muy satisfecho por la paliza que me he pegado. Antonio Manuel me espera en la meta: ya hace casi dos horas que llegó en un impresionante 19º lugar. Por último, un año más, agradecer enormemente a todos los que habéis hecho posible que esta carrera tenga lugar y siga creciendo fuerte: organización, ayuntamiento de El Burgo, protección civil, colaboradores, etc. etc. Nos vemos el año que viene!!!


Mi llegada a meta
 Campeón del medio Animal "La Bella"
 El perote Salvador Montiel, segundo clasificado de La Bella
 Ezequiel Ruano, campeón de la ANIMALADA 81 kms!!!
 Paco Contreras, un CRACK! que también finalizó la ANIMALADA

Mas info en: Animal Trail
Y las clasificaciones: Conxip



5 comentarios:

  1. joer que cracks tu y antonio manuel. con menudos fieras (incluido jose martos) subí a la sierra eh ?? normal que me dejarais lastrao para medio año, jajaja. que envidia sana jope, y yo que no aguanto ni 20 minutos de carrera continua con las putas rodillas...

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado tu crónica de la prueba.
    Lástima que no se pasase por Cabrilla. A ver si el año que viene puedo hacer la carrera, que este se me echa el tiempo encima para otras cosas y a todo no se puede ir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pizo, es que ese día íbamos supercracks, normal que subiéramos dos veces seguidas al Torrecilla jajaja

    Los perotes siempre lo hacéis bien allá por donde váis, así que haber si el año que viene nos vemos por aquí.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Rafa, hace bastante tiempo pronostiqué,cuando eras alumno, que todo lo que te propusieras lo irías consiguiendo. "El éxito, no es más que el trabajo bien hecho".

    ResponderEliminar
  5. Gracias Paco! Tu y otros MAESTROS habéis sembrado muchas semillitas que ahora están dando sus frutos. Sólo intento demostrar el amor por el deporte y la naturaleza que vosotros me inculcasteis. Un saludo!

    ResponderEliminar